Ir al contenido principal

un mensaje de un Duende.

EL MENSAJE DE UN DUENDE PARA LA HUMANIDAD

Amigos lectores: Este es un mensaje de un ser mágico para la humanidad y espero saber transmitirlo bien. Habla del miedo que a veces tenemos en nuestra mente de nosotros mismos, y del daño que nos hacemos. En esta historia también cuenta como una niña habla con ese ser tan especial: Se trata de una niña a la que le gustan mucho los animales y la naturaleza. Tuvo la suerte de nacer en un lugar donde pudo disfrutar mucho de ella, hoy esa niña ya es mayor y se da cuenta de la infancia tan maravillosa que tuvo y que, actualmente pocos niños consiguen vivirla. Hablo del año 1975, cuando todavía no existía la tecnología, y la gente tenia más libertad, y los niños y niñas fomentaban mas su imaginación . Nos situamos en un valle muy hermoso de Galicia, donde todo es verde y se respira mucha tranquilidad y la gente es muy generosa, hospitalaria, gente que se asemeja mucho a la belleza del valle. En esos años las familias eran numerosas, pues en las casas vivían los abuelos, los hi…

EL MENSAJE DE UN DUENDE PARA LA HUMANIDAD


Amigos lectores:
Este es un mensaje de un ser mágico para la humanidad y espero saber transmitirlo bien.
Habla del miedo que a veces tenemos en nuestra mente de nosotros mismos, y del daño que nos hacemos. En esta historia también cuenta como una niña habla con ese ser tan especial:
Se trata de una niña a la que le gustan mucho los animales y la naturaleza. Tuvo la suerte de nacer en un lugar donde pudo disfrutar mucho de ella, hoy esa niña ya es mayor y se da cuenta de la infancia tan maravillosa que tuvo y que, actualmente pocos niños consiguen vivirla.
Hablo del año 1975, cuando todavía no existía la tecnología, y la gente tenia más libertad, y los niños y niñas fomentaban mas su imaginación .
Nos situamos en un valle muy hermoso de Galicia, donde todo es verde y se respira mucha tranquilidad y la gente es muy generosa, hospitalaria, gente que se asemeja mucho a la belleza del valle. En esos años las familias eran numerosas, pues en las casas vivían los abuelos, los hijos, los nietos,etc. y aunque a veces se discutía de la vida, también había mucha alegría debido a que vivía muchas generaciones distintas dentro de una misma casa y al no haber muchos vecinos, estos eran como de la familia, de hecho cuando los trabajos eran duros se ayudaban unos a otros, todavía recuerdo cuando se hacia el pajar o la meda (almacenar la paja , a fin de disponer de ellos para la alimentación de animales. Se trataba de obtener cierta protección de los agentes atmosféricos y lograr que el producto se conservara en medida de lo posible y se acumulaba ,uno encima de otro.) Era muy divertido, venían todos los vecinos ayudar y se trabajaba con mucha alegría, a media mañana se paraba para tomar el almuerzo y ahí todo el mundo contaba chistes y nos reíamos mucho, hoy en día parece increíble, pero sí, era así, todo el mundo ayudaba y además muy contentos, parecía una fiesta. En donde está esa humanidad?, Comenzamos a perderla cuando hemos puesto nuestra mente a disposición de Don dinero, cuando quisimos tener cada vez mas y mas y cambiamos la alegría por el estrés y los valores de la familia y los amigos los cambiamos por ¨ cosas¨, que nos llenan cada vez menos y por eso queremos cada vez más a cambio de tiempo con la gente que queremos para dedícaselo al trabajo del que siempre nos quejamos, pues así vivimos ahora.
Normalmente en este lugar la mayoría de las familias se dedicaba a la ganadería y un poco a la agricultura, como en la mayor parte de los pueblos de Galicia, así que los horarios no eran muy estrictos, cada clan tenia su propia granja y los horarios los adaptaban un poco a sus necesidades, eran tiempos en los que el estrés todavía no se conocía mucho por allí, aunque eso sí el trabajo era físico y bastante duro, pero siempre había un tiempo para sentarse charlar de sus cosas y reírse mucho pues la alegría en realidad era su objetivo para ellos.
El paisaje era tan hospitalario y alegre como sus gentes, se disfrutaba de un clima suave donde se daban todo tipo de cultivos( patatas, vino, maíz, legumbres, etc.) pero sobre todo resaltaban sus bosques mágicos y frondosos, que estaban llenos de vida, de enormes pinos, majestuosos robles que transmitían magia y paz. No existían demasiadas casas, yo diría que unas 80 más o menos y en una de esas casas vivía Manuela, una niña morena con unos grandes ojos verdes de 10 años de edad, muy valiente, aunque también con gran sensibilidad y de desbordante imaginación e intuición.
Vivía con sus padres, abuelos, tres hermanos, una bisabuela, una tía abuela y un tío, hermano de su madre, todos en una misma casa, todo era alegría.
Manuela era la segunda de los hermanos, el primero era un varón, la siguiente a Manuela era otra niña y el pequeño otro varón, aunque se peleaban de vez en cuando como todos los hermanos, se divertían mucho jugando, además siempre había un niño y una niña que todos los días venían a jugar con ellos, eran como otros dos hermanos más ¡eso si que era infancia!. No tenían demasiados juguetes pero si mucha imaginación, todavía recuerdo como jugamos a vaqueros e indios, los palos eran revólveres y flechas y cuando te disparaban y decían que estabas muerto o herido , te retirabas del juego. ¿Cómo sabías que te apuntarán? Simplemente éramos legales, y jugar todos juntos era lo más bonito.
La escuela estaba muy cerca de su casa a la que acudían todos los días, a la mañana y luego a la tarde hasta las cinco, cuando llegaban merendaban, hacían los deberes y luego cada uno tenia una tarea, unos metían la leña, recogían verdura, etc. y todavía les quedaba tiempo para jugar. La tarea de Manuela era llevar todas las tardes un hermoso caballo que tenían a pastar al bosque aunque solamente tenía 10 años iba sola con su caballo para el monte, increíble hoy en día, pero si que es verdad que todo pasa por algo, Manuela no sentía miedo si estaba con su caballo, él le transmitía seguridad, estaban muy unidos y se entendían perfectamente los dos. Rayo, que así se llamaba el caballo, era de color castaño claro con una estrella blanca en la frente, tenia mucha fuerza, nobleza y valor, cualidades hermosas que le transmitió a su amiga Manuela que tan orgullosa estaba de él y en el que montaba con tanta gallardía y destreza.
En el bosque al principio como no tenia con quien jugar se aburría un poco allí, aunque estaba muy a gusto con la tranquilidad, paz y magia que le transmitía pero le faltaba un poco de distracción.
El caballo se dedicaba a pastar y Manuela observaba todo, incluso los ruidos del bosque se los conocía casi todos, desde el sonido que hacían las piñas y las bellotas al caerse hasta el murmullo de los arboles cuando se movían o los pasos de algún animal pisando la maleza. Ahora que lo tenía todo tan dominado, o eso creía, se hacían mas largas las tardes. Entonces un día decidió que sus amigos serían los arboles y jugaría con ellos; pero sobre todo uno de esos arboles iba a ser su mejor amigo, Manuela escogió un pino alto y fuerte al que decidió llamarlo Hércules por su altura y fortaleza, así la niña comenzó a dar rienda suelta a su imaginación todos los días, y con sus nuevos amigos las tardes eran más cortas, ya estaba más entretenida, de hecho se lo pasaba muy bien, hablaba con ellos y en su mente se imaginaba que eran personas, los abrazaba y con el tiempo empezó a quererlos mucho , incluso le contaba cosas que le pasaban y aunque no le contestaban, ella disfrutaba igual hablando con ellos, pensaba que la entendían, y así pasaba todas las tardes durante mucho tiempo.
Un día Manuela mientras charlaba con Hércules vio como se movía el bosque y pensó en voz alta :¡estoy mareada por que no puede ser que el bosque se mueva!. Entonces escuchó una voz que decía :-ni estas mareada, ni el bosque se mueve, son nuestras raíces que las usamos para transmitirnos cosas, las raíces, aparte de absorber agua y nutrientes, también las usamos para comunicarnos entre nosotros , si algún árbol estaba enfermo podemos ayudarlo entre los demás, por que si algún bicho nos ataca, nos transmitimos unos a otros para avisarnos y poder protegernos, soltando un líquido por las hojas que repele a los bichos.
Manuela estaba con la boca abierta, ¡ era Hércules quien le hablaba! ¡ Podía comprender a los árboles¡ Nunca podía haber imaginado que se pudieran comunicarse los arboles, pero le gustó que fuera así. Ese día estaba tan feliz que le dio un enorme abrazo a su amigo. Todavía cuando llegó a casa sus padres le duraba la alegría, le preguntaron que la había pasado para estar tan eufórica a lo que Manuela contestó que había pasado muy bien.
Desde ese día Manuela no dejaba de hablar con sus amigos aunque no siempre le contestaban, pero ahora sabía que la entendían. Cuando una tarde iba caminando y cantando por el bosque(por que así era Manuela) vio unos bichos muy pequeñitos que brillaban y se acercó para tocarlos pues le parecieron preciosos con ese brillo de repente le dicen: Hola Manuela. ¡También le hablaban y los entendía! ¿Cómo podía ser que esos bichos tan pequeñitos y brillantes hablaran? Le dicen de nuevo: No te asustes Manuela. ¡Caray Sabían su nombre¡.¿Quienes sois? Preguntó la niña. Somos las hadas del bosque, no te asustes, no te haremos daño, ¡Eran Hadas!
Las hadas continúan diciendo: Sí sabemos tu nombre, te vemos todos los días y te observamos nos gusta verte feliz jugando con los arboles, pero no te creas que somos solamente nosotras, también el duende del bosque te ve-¿Un duende? Dice Manuela ¡Estoy soñando pensaba Manuela!. Siguen diciendo las hadas: No sueñas Manuela, no te preocupes si sabemos lo que piensas, pues uno de nuestros dones es leer el pensamiento y los tuyos son hermosos. Síguenos te vamos a enseñar el duende del bosque, te quiere conocer-Manuela las seguía corriendo como una loca, no era para menos ¿ Iba a conocer un duende de verdad?. La niña corría pero seguía en estado de alucinación, pensaba: los arboles hablaban con ella, y las hadas también ,¿Podría entender también al duende? Eso para ella ya era demasiado, era imposible, llevaba mas de un año llevando todas las tardes a rayo al bosque y jugando con los árboles y jamás imagino que existieran esos seres.
Cuando llegaron a donde había un roble enorme, con un pequeño agujero en el pie casi al ras del suelo, las hadas le dicen: Ahí está el duende. La niña miró y vio que era muy pequeño, solamente un poco más grande que las hadas , eso sí tenia barba y unas orejas casi tan grandes como su cuerpo, entonces el duende también le hablo. Le dice:
No te extrañes, tanto las hadas como los duendes existimos desde que existe la naturaleza, de hecho somos parte de ella, lo que pasa es que no nos veis por que aparte de que somos muy pequeños y vamos un poco camuflados vestidos de musgo y hojas, no somos fácil de ver y menos para vosotros los humanos que siempre andáis muy despistados y llenos de preocupaciones en vuestra mente, no veis las cosas pequeñas que están delante de vuestro ojos, solamente veis las cosas que son algo grandes para vosotros, las pequeñitas os parecen insignificantes y ya ves, no siempre es así.
Me alegro de haberte conocido Manuela, hace algún tiempo que tengo ganas de hablar contigo, pues no cualquier humano nos puede entender.-le dice el duende. Manuela no entendía muy bien lo que quería decir por que no estaba muy atenta a lo que hablaba, seguía todavía muy asombrada así que solamente miraba sin dar crédito a esos seres mágicos. El duende viendo que la niña estaba tan despistada, dijo: Bueno Manuela creo que hoy es un poco tarde para hablar, te veré mañana. La niña todavía sin habla busco a Rayo al que, toda emocionada le contó lo que le estaba pasando, (aunque eso sí, Rayo no hablaba, pero ella estaba segura de que la entendía, creía que eso era mutuo) montó en él y cabalgo a trote como todos los días hasta su casa.
Esa noche apenas durmió, pues no podía conciliar el sueño pensando en todo lo ocurrido ese día.
Al día siguiente Manuela que todavía no había salido de su asombro y toda entusiasmada se lo comentó a sus compañeros de la escuela y estos se rieron de ella, entonces se sintió bastante herida, aunque se daba cuenta que no era tan fácil de creer al menos podían haberle dado la posibilidad de demostrárselo. Se sintió tan mal que decidió que seria su secreto para que no volver sentirse como una loca, pues era así como se sentía después de que sus compañeros se rieran.
Manuela le quería a esos bosques de verdad aunque nadie la entendiese. Pasaron los días y Manuela ya se acostumbró a escuchar esos seres mágicos y le fascinaba ese mundo. Era todo tan maravilloso y estaba tan feliz, las hadas, los duendes, los arboles con los que ella hablaba y entendía aunque no pudiese contarlo, estaba segura de que no estaba loca. Cada vez se lo pasaba mejor en el bosque, tanto que a veces se le hacía un poco de noche y después le reñían en casa al no estar a su hora, por que desde que llegaba del bosque todavía tenía que darle de beber y de comer a su amigo Rayo, pero daba igual merecía la pena todo, incluso la bronca.
Las HADAS le contaban que ellos estaban como nosotros arraigados a Gaya(nuestra madre adoptiva, como le llamaban los seres mágicos) que nos da de comer, nos protege con sus ondas magnéticas de la radiación solar y como es un gran imán nos mantiene sobre ella. Nunca olvides que es otro ser vivo por eso puede cuidarnos.
También le decían que ellas eran un alma, de hecho somos nosotras-las hadas- el alma de las plantas, que nacían, crecían, sentían, se reproducían y morían.
También le contaban que los duendes eran el espíritu de los bosques que son muy chiquitos y que habitaban en los agujeros de los arboles para escuchar sus peligros.
Ayudar a Gaya, pues esa era una de las misiones de los duendes, y la de las hadas vigilar la naturaleza.
La diferencia entre las plantas y los animales con respecto a los humanos era que los primeros se toman la vida sin preocupaciones y sin miedos.
Pero todos pertenecemos al universo, en él todos y todo esta conectado. Necesitamos que los humanos nos ayudéis a proteger a Gaya, debéis respetarla más sobre todo por vosotros, Gaya seguiría existiendo aunque no la cuidéis, pero con unas condiciones distintas en las que no podríais existir los humanos ni los animales que ahora existen. Dale este mensaje a los humanos dile que seria muy hermoso que todos os ayudarais para seguir existiendo, recuerda que nadie de los que ahora vivís en este planeta podríais hacerlo sin la naturaleza que ahora existe.
Manuela se queda pensando y aunque parte de las cosas no las entendía muy bien, siente que está en un sueño o mas bien metida en un cuento mágico, intenta despertar, escucha el ruido del bosque que tan familiar es para ella, pero de repente oye también al duende.
El DUENDE: Mira niña los humanos cuando sois mayores os creáis preocupaciones de cosas que a veces solamente están en vuestra mente y solo sirven para crear miedos-le decía el duende bajito, con barba y unas orejas grandes muy graciosas-yo vivo en el bosque y en el no hay rencor, ni maldad, todo fluye natural, pero por medio de los árboles y de una consciencia que todavía es pronto para explicarte me envían mensajes de socorro para la humanidad.
Me gustaría que tu, cuando fueses mayor no fueras destructiva y no estropees todo con preocupaciones absurdas, cuando estés triste acéptalo y transforma esa emoción en alegría, pues solo es una emoción y por lo tanto una energía y eso siempre se puede transformar.
Escuché decir que hay seres humanos que están siempre pensando en prosperar ellos y deseando que los demás no lo hagan, eso no puede ser, por que con esos pensamientos solamente creamos competencias y nunca seréis felices, pues la competencia nunca es buena. No se necesita la competencia para triunfar, pues cada humano tiene su Don.
Sois amor y para ser felices así es como tenéis que vivir deseándolo a las demás personas que les valla muy bien y teniendo mucho amor y confianza hacia vosotros mismos, por que aunque no lo creáis la verdad es que sois más poderosos de lo pensáis. Pero tenéis creencias en vuestra mente que algunas veces os impiden ser felices, solamente con el amor se hacen los mas bonitos milagros.
El mundo en el que vives, un universo formado por Gaya, estrellas, planetas, Sol, etc. todos somos energía, quédate con esto. Te explicaré más cuando tu estatura sea por aquí e hizo una marca en el roble donde estaba el duende.
Manuela siguió su vida con la magia, jugando con los arboles y hablando con las hadas y el duende la saludaba todos los días con una gran sonrisa pícara, incluso a veces jugaba un poco con él al escondite, claro que el duende no era fácil de encontrar, aunque algunas veces dejaba que la niña lo viese y así Manuela quedará mas contenta. Así fue creciendo está niña, hasta que un día se hizo adolescente, entonces su vida empezó a cambiar.
Llegó un día que ya tuvo que hacer el bachiller y para eso tuvo que irse a la ciudad para seguir estudiando y lo peor tenia que quedarse en ella (Santiago de Compostela), a vivir de lunes a viernes, aunque le hacia ilusión conocer como sería el ambiente en una ciudad.
Se quedó a vivir en casa de unos familiares, que la trataban muy bien; pero estaba impaciente por que llegase el viernes para volver a su pueblo y poder cabalgar con Rayo e ir al bosque. Se pasaba la semana pensando en eso, no terminaba de adaptarse y le faltaba la magia.
Un viernes llegó a su pueblo y la familia le comunica que vendieron a Rayo por que ya era mayor y ellos no tenían tiempo de cuidarlo, ahí fue cuando su tristeza aumentó, ese caballo significaba mucho para ella y no podía entender que se deshicieran de él solamente por ser viejo, estaría en su corazón para siempre. Poco a poco Manuela entró en una depresión e incluso tuvo que estar ingresada en un hospital, Sus padres la llevaron al médico por su falta de apetito y adelgazamiento exagerado.
Los médicos decían que lo de no comer eran cosas la adolescencia pero como siguiese así se podía incluso morir, no comía nada, tenia muy poca tensión y muy poco peso para su estatura. Sin embargo Manuela a pesar de la depresión no sentía para nada que se le iba a ir la vida ,ella sabia que a pesar de esa tristeza, que se apodero de su ser podía salir de ahí por que en su interior había mucha energía y así fue. Uso esa energía para salir pronto del hospital, aunque seguía comiendo muy poco pero esa fuerza interior que Manuela tenia le ayudó a recuperarse sin necesidad de las medicinas.
Al doctor le dijo ni tan siquiera se las tomaba, las tiraba sin que sus padres se enteraran, pues sabia que no eran las medicinas las que la curarían, y efectivamente así fue, su energía la curó. Se acordó de lo que le había explicado el duende sobre las emociones y eso hizo, aceptó su tristeza y la transformó en una gran fuerza para curarse y poder salir de ahí ,y volver pronto al bosque.
Aunque en el hospital la llevaron a un psicólogo para saber a que se debía su enfermedad o que le preocupaba pero jamás se lo contó, tenia miedo de que la tomaran por loca de nuevo, que dejó que el doctor creyera que era causa de la adolescencia, no iba dar explicaciones, total no iban a entenderla, en eso Manuela se sentía un poco sola.
Volvió a su casa y como no a visitar a sus amigos al bosque, en donde se recargaba de energía y no tenía secretos con ellos. Hablo con las hadas y el duende a los que le explicó lo que le pasó con Rayo, la consolaron le decían que el espíritu de las mascotas quedaban en el alma de la persona que los amaban, eso la dejó un poco mas tranquila, pero no lograba olvidar a Rayo.
En cuanto se recuperó un poco tuvo que volver a la ciudad y seguir allí de lunes a viernes, los fines de semana se acercaba hasta el bosque, pero ya tenía que ir andando sin Rayo y no era lo mismo, lo echaba muchísimo de menos y aunque tenía a las hadas y al duende, se acordaba mucho de su caballo, así que decidió no volver al bosque por un tiempo para no entristecerse tanto.
Tuvo que seguir el ritmo de la ciudad, adaptándose poco a poco. Al final le gustó la urbe, tanto que cuando termino sus estudios se fue a otra más grande - a Madrid- y más tarde a La Coruña, a Valencia ,etc . Ya habían pasado tantas cosas, que ya no pensaba nada lo de los bosques, ni su infancia tan maravillosa de la que tanto disfrutó.
Más tarde Manuela volvió a Santiago de Compostela para trabajar y de nuevo vivió allí de lunes a Viernes, el fin de semana se lo pasaba en casa de sus padres, aunque claro, ya era menos gente, por que su tío y algunos de sus hermanos se habían casado, pero todavía estaban sus abuelos, sus padres y su hermano pequeño, seguía siendo bonito estar ahí.
Conoció a un chico que vivía a pocos km. del pueblo de Manuela, era un chico muy amable, divertido, buena persona y eso enamoró a Manuela, que más tarde se casó con él. Tenia un negocio de fontanería y electricidad.
Construyeron una hermosa casa en el valle donde era Manuela, la finca donde hicieron la vivienda era bastante grande y en su mayor parte estaba rodeada de bosque, de hecho antes la finca era bosque, que el padre de Manuela no hacia muchos años la transformó en campo. Tuvieron dos hijos varones encantadores y hermosos pero traviesos como la mayoría de los niños, eso si sabia que los educaría en el amor y en el respeto, no en el miedo, pero en el amor por todo lo que tenemos a nuestro alrededor por que eso es lo que haría que fuesen humanos de verdad, aunque si que es verdad que como la sociedad está tan llena de miedos algunos si le transmitieron.
Su vida cada vez era más estresante, el trabajo, la casa, los hijos etc, ya no tenía tiempo para pensar en nada más, pero a pesar de no tener presente su infancia, en el interior de Manuela siempre hubo humildad, nobleza, valentía ,sensibilidad y sobre todo mucha fuerza interior que gracias a eso pudo enfrentarse y superar pruebas muy difíciles en su vida .
Pero claro con tanto trabajo y tantas preocupaciones por todo, pues llevaba muchas cosas a la vez , que de hecho tuvo una gran repercusión tanto estrés, evidentemente enfermó y durante largo tiempo estuvo de baja por un cáncer de pecho.
Aunque habían pasado unos 40 años desde que no había vuelto al bosque años ya desde que no había vuelto al bosque. Al estar un largo tiempo de reposo, de repente recordó su infancia y sobre todo, lo que le había ocurrido en el bosque, el caballo, el duende, las hadas, la magia, en realidad nunca lo olvidara del todo ya cuando pasaba por la carretera desde donde se veía el bosque se giraba a mirarlo, pero nada más.
Ahora era distinto, de repente tenia ganas de volver, claro que ya había pasado muchísimo tiempo, de hecho los hijos de Manuela ya tenían el mayor 22 años y el pequeño 17. Quizás el estar de baja y tener más tiempo, volvió a recordar su vida de infancia y adolescencia y lo maravilloso que había sido, tenía un poco de miedo a volver, miedo tal vez a no volver a ver lo mismo y se sentía muy culpable por no haber ido antes.
Después de pensárselo durante varios días, decidió ir al bosque de nuevo, tenía claro que ya no vería a las hadas ni al duende, que tantas cosas le habían contado. Pero pensar en volver a estar entre esos arboles le transmitía sensación de paz, de amor, se sentía bien pensando en ese bosque que sentía tan suyo.
Manuela se dio cuenta de que estuvo haciendo todo lo contrario de lo que le había aprendido en el bosque cuando era una niña. Tanto estrés, no había sido nada bueno, sentía que aunque fuera un poco tarde debía ir al bosque de nuevo para estar en paz.
Así que final Manuela se decidió y fue a ver a sus amigos de la (los arboles ) a los que tanto abrazaba y quería. Durante el camino pensaba que le diría a esos arboles( y trasmitirá de e reía de lo que estaba pensando) intentaba cambiar los pensamientos, en realidad ya era una mujer hecha y derecha para pensar así, vaya estoy aturdida, lo he vivido de pequeña y ¿Ahora no me lo creo? Fue real pero supongo que tanto las hadas como el Duende ya no existirán, pero veré el bosque y me transmitirá de nuevo paz y lo necesito, se que ahora está muy abandonado y es difícil entrar en el, claro hace mucho que ya no se llevan animales a pastar en el, de hecho yo creo que fui la ultima que los llevó. Con esos pensamientos Manuela se estaba acercando al bosque , pues su casa no estaba a mas de dos km. De allí. Bueno ya había llegado y si estaba todo abandonado lleno de matorral (tojos y zarzas muy altas) pero daba igual, estaba ahí e iba a entrar. Antes de entrar, respiró profundo y sintió que no había cumplido con todos ellos, que había tardado demasiado en volver. Por fin, entró, se entristeció mucho al ver que ya no estaban muchos de los árboles, ni tampoco Hércules, pues aunque pasaran muchos años Manuela recordaba perfectamente el sitio en donde estaba situado ese árbol tan querido, se sentó en lo que era el tronco cortado de Hércules, se veía que habían sido cortados y se sintió culpable por no haber estado atenta. Empezó a recordar lo que le había dicho el duende cuando era una niña, y a pensar por que no pudo darse cuenta antes de todo esto, se disculpaba pensando que no tuvo tiempo, pero eso ahora ya no servía.
De pronto volvió a sentir esa magia, ese espíritu del bosque¡ No se lo podía creer! Cambió su expresión de tristeza, estaba emocionada era hermoso volver a tener esa sensación de cuando era niña, cerro por un instante los ojos para poder sentir mejor., fue cuando escucho como algo le susurraba, se levantó, siguió el ruido y...¡ encontró al duende¡ estaba en el árbol que tenia la marca que el mismo había hecho cuando Manuela era una niña.
Cada vez estaba más emocionada, pero esta vez también muy avergonzada por no haber ido antes, el duende seguía siendo igualito que antes, pequeñito, con barba y con sus grandes orejas de siempre. De repente le dijo: ¡Niña ya eres mayor¡ Manuela estaba muy contenta por que podía entenderlo todavía y además la reconocía y así empezaron una agradable conversación:
MANUELA -Que alegría verte ¡ No sabes como me alegra eso, y todavía puedo entenderte! pero ¿Sabes quién soy?
DUENDE—Si, claro que sé quién eres, como no voy a saberlo, y ya estás tan alta como la marca que hay en el árbol
MANUELA—Perdóname, siento muchísimo no haber venido antes
DUENDE—Ya se, suele pasar, pero. ¿Has hecho lo que te expliqué?
MANUELA—No, me metí en la ciudad, luego el trabajo, el marido, los hijos, la casa, etc. que estuve de un modo tan automático que no me enteré de que pasaba el tiempo, no se como pero no he parado a pensar, hasta que enferme, e tuvieron que operar y ahora llevo un tiempo de reposo con una baja médica y fue cuando recordé todo y necesitaba volver aquí al bosque, creí que tanto a ti como a las Hadas ya no volvería a veros.
DUENDE-Lo sé dices la verdad, bueno sigues siendo sincera, se todo lo que pasó en tu vida y eso me entristeció.
MANUELA--¿Cómo puedes saber lo que me pasó?
DUENDE—Sigues sin darte cuenta Manuela pero ¿Te olvidaste de que los árboles se comunicaban por medio de las raíces bajo tierra?
MANUELA—No, no me olvidé, todavía lo recuerdo, e lo han dicho las Hadas.
DUENDE— ¿Por que te crees que tu casa esta cerca de aquí y rodeada de bosque? No existen las, d casualidades Manuela , deberías de saberlo. Tú siempre estarás protegida por la naturaleza por todo ese cariño que sientes por ella, si tu casa está rodeada de bosque es por que queremos saber de ti y protegerte, además, yo necesitaba volver hablar contigo, tenias que volver, por eso tampoco es casualidad que tengas ahora un largo reposo.
MANUELA- Es tan hermoso escuchar eso,¡¡ y a la vez e parece increíble, creo que no merezco tanto. Algunos de los árboles ya no están, siento no haber hecho algo por ellos y no volver antes para hablar contigo.
DUENDE-No te preocupes de eso, por los árboles no podías haber hecho nada, los cortaron los leñadores, pero lo que ellos no saben es que los árboles mas viejos transmiten su espíritu a los demás cuando los cortan, por eso tu seguiste sintiendo lo mismo cuando volviste, por que estos también saben quien eres. No se si todavía lo recuerdas pero teníamos una conversación pendiente tu y yo.
MANUELA-Si, es verdad, creí que después de tanto tiempo ya no te vería. Mira ¿y las hadas siguen existiendo? O solamente las podía ver de niña.
DUENDE-Tú sabes que existen y sabes perfectamente que son el alma de los árboles y de las plantas, si no recuerdo mal creo que te lo habían explicado ellas una vez.
MANUELA-Sí, pero...ahora no las veo
DUENDE- Todavía no las ves, ya hablaremos de esto, ahora tenemos que terminar la conversación que empezamos cuando no eras tan alta.
MANUELA-No contaba con esto, Hace tanto tiempo.
DUENDE-El tiempo solamente existe en planeta de Gaya, en el universo no existe eso que vosotros llamáis tiempo. Para ti ¿Dices que paso mucho tiempo? Y si se ve que cambiaste mucho, físicamente eres más alta, tu cara y tu cuerpo están distintos, sobre todo tu expresión cambió muchísimo, ahora tu rostro refleja preocupación, pero fíjate en mi sigo exactamente igual que antes para mi no pasó, yo lo noto en los árboles veo como crecen y se hacen cada día mas fuertes.¿ Recuerdas cuando te he dicho que no te formaras creencias?
MANUELA-Ahora si, pero he vivido en piloto automático y no pensé, me equivoqué.
DUENDE-Se que ahora que lo has experimentado me vas a prestar más atención y vas a entender mejor las cosas, pon siempre atención a tu presente, del pasado solamente quedan los recuerdos y las vivencias que es lo que eres ahora y tu futuro dependerá de lo que hagas en el presente ¿Me entiendes? Si tu plantas arboles probablemente esos arboles crezcan, pero solamente concéntrate en plantar por que el futuro en realidad no existe, nunca vas a saber si los vas a ver crecidos o no y si los ves, sigue siendo presente. Tu de pequeña te sentías feliz por que no tenias preocupaciones solamente vivías el momento y por eso veías a las hadas, tu corazón estaba lleno de bondad, magia e imaginación, en realidad así sois de niños, luego crecéis y es cuando lo queremos todo, creyendo que vais a estar siempre en la Tierra como vosotros llamáis y aquí solamente se viene para cumplir una misión.
Cada ser tiene varios dones y viene aquí con ellos para cumplir su misión suele pasar que nunca estáis atentos no veis vuestros talentos y a veces hay que vivir experiencias para encontrarlos. Uno de los Dones de las hadas y de los duendes ya te lo hemos dicho y uno de tus dones, es entendernos y entender la naturaleza y tu misión dar un mensaje al mundo. Aunque si es verdad que todos tenemos la misión de cuidarnos unos de otros y cuidar de Gaya para que esta naturaleza siga existiendo , si no la cuidamos Gaya no se destruye, simplemente se transforma y se destruye la humanidad.
MANUELA.- Y ¿Cuál sería ese mensaje?
DUENDE.-Una parte del mensaje es no destruiros a vosotros mismos, estamos en un momento en el que Gaya avisa de que no sois conscientes de lo que os estáis destruyendo, que tenéis que ser más conscientes y además también destruís muchas cosas hermosas del planeta con vuestra envidia, odio y pensamientos negativos, la magia desaparece, nosotros solamente existimos si existe amor y si desaparecemos no podremos proteger de Gaya.
Antes de seguir con esto te quiero decir algo: Estamos todos formados por células absolutamente todo, por eso estamos conectados.
Las células que tenéis por todo el cuerpo hacen miles de tareas, entre otras fabrican energía, existen miles de células por todo el cuerpo como piezas de un rompecabezas que combinan perfectamente en tareas específicas y que, una vez unidas constituyen un todo; y eso es lo que somos un todo, o sea, energía.
¿Sabes lo que es la energía del Universo? Es la presencia de la fuente del origen de la vida de donde viene el ser y la consciencia. Todo lo que conoces y lo que no, tiene como soporte la energía. Lo que pasa es que para estar en el planeta de Gaya hay que traer un traje que sería el cuerpo por eso a veces pensáis que la energía es ajena a vosotros, pues no es así, sois energía por lo tanto puedes transformarla, cambiarla al estado que quieras, desde estados de animo, hasta enfermedades, etc.
Eres el responsable de tu vida y la vas creando a cada instante. Cada pensamiento es una partícula de energía en movimiento y que obedece a tus estados internos. Si enfrentas la vida con miedo y tristeza, eso cosecharás, sin embargo si vives la vida con confianza en ti mismo y con amor tendrás un dulce porvenir. Mientras más contactes con la consciencia se irá desvelando con mayor claridad y más capaz serás de transformar tus pensamientos, vigila los pensamientos negativos y cámbialos por positivos. Busca dentro de ti y encontrarás tus miedos que la mayoría de las veces te están limitando, que está en tu subconsciente por que algún día algo te afectó y se instaló ahí sin mas ,busca dentro de ti, un vez que lo encuentres verás que solamente estaba en tu mente, pero que en la realidad no existe. Despierta y observa que también tienes mucho amor , se alegre, positiva, y visualiza como te gustaría vivir, tenemos todo a nuestra disposición para ser felices, y el universo así lo quiere.
Te voy hablar de lo que es la consciencia y lo que es el subconsciente.
Consciencia.-Es tu ser, lo que tu eres, tu capacidad para percibir la realidad y reconocerte, es el presente , lo que sueñas, lo que quieres, en definitivamente es tu espíritu, si así es, ahora ya lo sabes y si sientes con amor eso se transmite por la médula espinal y llega a las células que lo transforman en energía. La energía es la fuerza de la vida, si esta te falla no hay vida, la fuerza de la vida es el espíritu de cada ser, y depende de que clase de energía tenga ese ser, así será su vida. Esa fuerza de la vida solamente nos la da el universo. Mira yo soy el espíritu de Gaya y soy energía, pero me ves físicamente solamente si hay luz.


Los humanos creéis que el sentimiento viene del corazón, y este simplemente es un órgano muy importante y responsable de hacer circular la sangre por el cuerpo para suministrarle oxigeno y nutrientes, es cierto que sin este órgano no viviréis, sin embargo se puede sustituir por el de otro ser humano y aunque este no sea tan buena persona y te pongan su corazón, tú seguirás sintiendo lo mismo que cuando tenias el tuyo. Tu ser, es tu alma y es con lo que sientes.
Subconsciente.-Esto es lo que haces en la vida, no sé como explicarte; Mira todo lo que haces queda grabado en el subconsciente y que influyen en tu manera de actuar o en tu carácter, a veces, decide por ti. Vosotros que manejáis maquinas, autos o como los llaméis, al principio ponéis mucha atención , pero luego, ya lo hacéis por rutina, por que está grabado en vuestro subconsciente, todo lo que está grabado sale sin pensarlo ,en ese momento no actúa la consciencia sino que el subconsciente decide por ti .De ahí que te haya dicho que hay que borrar algunas cosas que tenéis por creencias, si en algún momento te afectó algo se quedará grabado y volverá a resurgir, por eso es tan importante que grabéis cosas bonitas y buenas en vuestra mente y para eso hay que estar consciente y vivir en el presente, vigilar que vuestros pensamientos sean positivos, bonitos y bondadosos y sobre todo con mucho amor para así crear un futuro hermoso y unos seres humanos de verdad donde siempre quede grabado la paz, el amor, abundancia, etc Este es uno de los mensajes para vosotros.
Recuerdas que cuando eras más pequeña te hablaron las hadas de que es muy importante que los humanos cuidarais de Gaya para que podamos seguir existiendo todos los seres vivos que estamos ahora?
MANUELA.-Sí, en aquel momento no lo entendí muy bien, pero ahora si que veo que tenemos que cambiar la mentalidad los humanos.
DUENDE.-Pues sí, además ahora ya es bastante urgente, como te he dicho antes, ese reposo no fue casualidad, hicimos un poco que volviese para decirte todo esto, así que ahora hablaremos un poco de nuestro planeta:
Hubo una época en nuestro planeta que los continentes estaban juntos y fue cuando empezaron a existir las primera plantas que nacieron en los océanos, si eran plantas de agua que crecieron gracias a la energía que producían, las semillas eran arrastradas por los océanos y con las olas algunas llegaban a la Tierra y empezaron a crecer los helechos y ahí llegamos nosotros los seres mágicos, como los humanos nos llamáis y a partir se ahí poco a poco se fue formando mas variedad de plantas y arboles y aparecieron animales muy grandes, libélulas, que parecían águilas, mil pies que eran tan grandes como un lobo, etc. Que los animales fueran tan grandes se debía a la gran calidad de oxigeno que existía, y nosotros los duendes eramos muchos.
Mas tarde un meteorito muy grande cayó en nuestro planeta, caían muchos, pero este era especialmente grande, eso hizo que el oxigeno no fuera tan bueno, la fauna cambió y los grandes animales estaban mas cansados y algo enfermos, a medida que se reproducían cada vez eran más pequeños, eso sí, también es verdad que evolucionaron en inteligencia, los animales como las plantas. Gaya se tuvo que transformar para sobrevivir al los gases que originó el meteorito, y evidentemente ese cambió de la calidad de oxigeno transformo la fauna, llegaron los animales más pequeños y luego los humanos cuando ya las temperaturas del planeta eran distintas, es decir ya todo estaba preparado para poder venir vosotros a Gaya.
El universo preparó al planeta para los humanos, que los primeros erais mas bajitos, muy peludos y mas encorvados pues así eran vuestros ancestros, eran seres ya sabios y poco a poco fuisteis evolucionando gracias a vuestra inteligencia, que está hecha a la imagen y semejanza del Universo y os hace poderosos si la utilizáis bien.
Una de las cosas que estropea el planeta es el consumismo, lo que es muy parecido a la avaricia y otra es quemar tantos arboles, no podéis seguir con esa mentalidad es urgente cambiarla. ¿Cómo vais a vivir cuando los arboles no existan?: Respecto a esta sociedad de hoy en día que esta hecha para el consumismo, quizás debido a la publicidad que existe hoy en día y aunque no lo creáis eso no es avanzar. Ya es aunque soy un duende del bosque , estoy informado de como vivís los humanos.


MANUELA.-Ya entiendo, estas intentando decirme que tenemos que cambiar la mentalidad
DUENDE.-Si, tu ¿Cómo lo harías?
MANUELA-Esta difícil hoy en día, pero haciendo ver a la gente que estaos equivocados. Creo que se pueden usar otros métodos.
DUENDE.- Pues adelante para eso te elegí.
MANUELA.-¡Que honor y que difícil!, no se como, pero lo intentaré.


DUENDE.-Vivís experiencias buenas y malas y de todas es importante aprender, las malas también son experiencias que hay que pasar en este hermoso planeta, pero no las conviertas en algo personal, solamente son parte de lo que venís a experimentar.
También sería importante que no os aferréis a las cosas materiales por que cuando os vayáis del planeta ellas ,se quedan aquí , toda la abundancia de la naturaleza es vuestra pero solamente para disfrutar de ella en este planeta.
En la otra vida no se recuerda nada, solamente llevareis las experiencias aprendidas, es igual que cuando llegáis a Gaya no recordáis nada de donde venís por que se pasa por unas energías que lo borran todo, pero como almas que sois tiene que terminar las lecciones que quedaron sin hacer. Eso sí ya lo traéis todo, imaginación, amor, intuición, creatividad, etc. que cada persona va utilizando a su modo y luego con lo que te van enseñando las personas, vas olvidando todo lo que eras y te conviertes en una persona llena de creencias y limitaciones algunas veces destrozan lo hermoso de cada humano.
Espero que esta vez lo entiendas, que sois parte del universo y que si borráis vuestras limitaciones que os imponen cuando llegáis a este mundo seréis muy grandes.
Vuestra imaginación y creatividad sin miedos y con fuerza de voluntad están a vuestra disposición para cumplir vuestros sueños.
Ahora existen muchas lenguas de diferentes países pero por pertenecer a distintos países no hace que seáis diferentes, todos sois seres humanos misma casa que es vuestra madre Gaya.
Por eso hay que avanzar todos juntos sin rencores, sin miedos ni siquiera a la muerte por que no existe, simplemente pierdes ese cuerpo que poco a poco se va gastando pero a su vez el espíritu va creciendo. Es cierto la muerte no existe. Pero os aferráis tanto a las cosas que luego tenéis miedo a perderlo todo y eso sí se pierden, todo se queda en este planeta.
MANUELA.-Entonces lo estamos haciendo, mal es sobre todo amor, imaginación, creatividad sin competencias, no tener miedo a querernos a nosotros mismos para poder cumplir nuestros sueños y además cuidar a nuestro planeta que es nuestra casa.
DUENDE.-Eso es, o cambiáis vosotros o os cambiará el planeta.
Hay Manuela ¡que feliz eras de pequeña! ¡que hermoso era ver como corrías y te reías por todo!. Saca otra vez esa luz tan hermosa que hay dentro de ti.
MANUELA.-Si yo la luz solamente la veo en ti, eres bajito y nada agraciado pero me encantaría tenerte siempre conmigo, es verdad que lo físico no cuenta, eres mágico, sabio, bondadoso, tu si que eres luz y amor.
DUENDE.-Jajaja, tu puedes serlo también, de hecho lo eres solamente tienes que verlo, pon tu mente en silencio, y piensa con el alma y verás que magia tienes, no la perdiste del todo si todavía me sigues entendiendo, pero hazla crecer y enseña a los humanos, como pueden ser ellos mágicos también si lo intentan y como también pueden hacer que Gaya vuelva a vibrar bien fuerte.
MANUELA.-Estoy encantada contigo, pero mi familia se estará preguntando que me ha pasado, llevo tiempo fuera de casa .¿Seguirás aquí?
DUENDE-Sí, aquí estaré Manuela.
MANUELA.-Hasta mañana.
DUENDE.-¡No te olvides de divertirte!-risas-estar alegre ayuda a pensar en positivo.
Manuela se fue a casa muy contenta,¡ por poder seguir viendo al duende y poder entenderlo!¡que día tan divertido! Se sentía como cuando era una niña incluso la felicidad era igual, aunque no entendió por que no pudo ver las hadas, el duende había dicho que existían de verdad y que no eran simplemente la imaginación de una niña.
En su casa solamente contó que había ido a pasear al bosque, no contó que había hablado con el duende por que todavía recordaba como se habían reído sus compañeros cuando era niña, además, nadie creía ya en hadas y duendes. Se disculpó por su tardanza:
Perdón por llegar tarde pero es que sentí tanta paz, no se había dado cuenta de la hora.
No se atrevió a decir nada más por que una historia así no la creerían, o al menos de momento no estaban preparados, como la mayoría de las personas solamente creían lo que veían, eran muy de obedecer a su mente. No sabían conectar con su alma, que como dice el duende donde existe el amor se convierte en magia.
Al día siguiente, era un día de primavera de esos en el que el sol brillaba y daba una luz hermosa a todo. Manuela se levantó y asomó a la ventana, de repente vio todo distinto, el bosque que rodeaba su casa tenia los colores más vivos , salió a caminar e incluso noto que los arboles transmitían una fuerza distinta, mas poderosa, pero no había cambiado nada, todo estaba en su sitio, entonces se dio cuenta que debía de ser ella la que cambió, sus ojos veían de forma distinta y entendió que ya no miraban con la mente sino con el alma, sonrió, al fin, empezó a entender también la magia, por que todo es mágico cuando tu cambias, las mismas cosas se pueden ver de formas distintas depende como las mires. La vida es como tu la veas es darse cuenta de que todo a tu alrededor es hermoso, si no lo es saber cambiarlo.
A la tarde fue paseando de nuevo al bosque en donde vivía el duende esta vez ya Manuela iba mas tranquila, al poco de entrar en él, empezaron a brillar todos los arboles, era como en navidad , todo con muchas luces blancas, estaba muy sorprendida pero no se asustó, siguió andando hacia el árbol donde habitaba el duende, esta vez lo encontró antes, casi lo pisa, si no fuera por que él le habló.
DUENDE.-Hola Manuela estoy aquí.
Manuela miró hacia sus pies que es de donde escuchó la voz y ve al duende sonriendo y lleno de alegría como siempre.
MANUELA- Hola ¡caray casi te piso menos mal que hablaste!.
DUENDE.-Ja ja, nunca me ha pisado nadie y eso que no me ven, pero tengo un truco para eso, ahora no te lo voy a contar.
MANUELA.-Como es que brilla tanto hoy el bosque?.
DUENDE.-¿No lo adivinas?
MANUELA.-Pues ahora mismo no me doy cuenta.
DUENDE.-Si ves brillar el bosque ,eso es que ya brillas tú ,¡son las hadas Manuela!
MANUELA.-¡Increíble !pero si ayer no las he visto y hoy de repente las veo, pero...de niña no eran tantas, solamente recuerdo unas pocas.
DUENDE.-Bueno de niña te seguían ellas y solamente unas pocas, hoy el bosque a querido que vieras el alma de todos los arboles y ahí están brillando como lo que son, es para que veas todo lo que hay en un bosque y que realmente merece la pena que proteger
MANUELA.-¡Es hermoso!¡ Hola de nuevo a todas amigas Hadas! Es increíble toda la belleza y magia que existe en los bosques y que no vemos con nuestros ojos, desde luego que es muy importante protegerlos, no se puede arruinar lo maravilloso que hay en ellos.


MANUELA.-Gracias a todos los seres mágicos por existir, estoy emocionada, no puedo decir nada mas.
DUENDE.-Bueno Manuela ya estás preparada para contar al mundo que todos podemos brillar si somos positivos, nada de miedos ni limitaciones, muchos sueños y sobre todo saber que llevamos dentro mucho amor para querernos a nosotros mismos, querer a los demás y cuidar de Gaya. También diles que es muy importante que usen la imaginación y la creatividad.
Se que puedes hacerlo, confiamos mas en ti.
MANUELA.-Es imposible no hacer lo que me pides,, como no hacerlo cuando me demostráis tanto amor.
Muy alto contaré que los seres mágicos sois verdaderamente grandiosos y lo más hermoso y sabio que he visto. Me gustaría saber tu nombre siempre te he llamado duende pero nunca he sabido tu verdadero nombre.
DUENDE.-No tenemos nombre, no lo usamos y no las necesitamos para reconocernos, solamente somos el duende de tal bosque, aunque a los humanos os parezcamos todos iguales, no lo somos, pero de eso no te preocupes para ti seré el duende del bosque de tu infancia y siempre me reconocerás, además cada vez quedamos menos, hasta que en vosotros los humanos exista más amor y alegría y menos rencores y envidias, y para eso ya te he dicho pensamos en ti con que algunos lo humanos puedan entenderlo ya es mucho pues esos irán enseñando a alguien más hasta que sea suficiente para que todo vuelva a vibrar y ahí estaremos de nuevo todos nosotros ayudando a cuidar a Gaya y a la naturaleza junto con vosotros nuestro amigos los humanos para que sigáis disfrutando de esta naturaleza que hace que podáis respirar y por lo tanto existir.
Quiero decirte algo más, a partir de hoy igual no me ves, pero tranquila las hadas si estarán.
MANUELA.-¿Te vas? ¿A donde?
DUENDE.-Estaré aquí también cuando las hadas me avisen pero tengo más bosques que cuidar, andaré muy rápido, tanto que no me verás, pero te prometo que cuando sepa que tienes el mensaje dado, volveré a pararme para hablar contigo y seguir con vosotros por medio tuyo Manuela de todas formas ya te he dicho que a las hadas las verás ahora tanto en este bosque como en los demás bosques.
MANUELA.-Te echaré muchísimo de menos .¿Como sabrás de sí  di el mensaje a la humanidad?




DUENDE.-Yo me entero de todo y tu sabes bien como lo hago.


MANUELA.-Y si te necesito?
DUENDE.-Búscame en tus pensamientos, allí estaré siempre que me necesites.
MANUELA-Lo haré, te lo prometo además intentaré que sea pronto para volver a verte. Muchísimas gracias por todo, me has ayudado mucho.
DUENDE.-Gracias a ti Manuela por tener ese Don tan hermoso y poder transmitir los mensajes a la humanidad para que puedan vivir mejor. Tengo confianza en ti.
MANUELA-Gracias, nos veremos pronto y ya me dirás si lo he hecho bien.
DUENDE.-Nos veremos, recuerda el tiempo, simplemente es físico, para el alma y el espíritu y el tiempo no existe y recuerda piensa en mi y allí estaré.
Manuela se marchó a casa un poco preocupada por que no estaba segura de si sabría hacerlo, pero desde luego se iba a poner cuanto antes para volver a ver pronto a ese ser tan mágico, que tanto le había enseñado y al que tanto cariño tenia.
Y este es el mensaje, y pido perdón si no se transmitirlo bien, de todas formas me gustaría que pudiese llegar a muchas personas y poder ayudar a quien lo necesite, no tengo práctica escribiendo pues es mi primera vez y de nuevo mis disculpas si no lo hago bien.
El mensaje sobre todo va dirigido va dirigido a las personas que quieren cambiar y no saben como hacerlo, lo mas importante es querernos mucho y confiar en nosotros mismos eso nos dará el suficiente amor para querer a todos los seres vivos y poder cuidarlos y además que si confiamos en en el amor que hay en nosotros sin miedos ni limitaciones seremos poderosos y podremos ver la magia y que existe a nuestro alrededor y eso puedo aseguraros que es maravilloso pues termina con las tristezas, la desconfianza y con toda la negatividad o vacíos que tengamos.
Mi deseo desde mi amor es poder ayudar a la gente, ojalá pueda conseguirlo y desde mi humildad espero que os guste.
Gracias por leerlo y a vuestra disposición.


AUTOR: Estrella Camino Bouzón.

Comentarios

  1. Hola a todos, soy la autora de este blogger , sobre todo quiero darles las gracias por leerlo, espero que les guste. Quiero añadir que el mensaje de un duende para la humanidad tendrá una segunda parte, ya que Manuela tiene que volver al bosque a ver al Duende cuando publique su primer mensaje.
    Así que si me siguen en el blog, ya les contaré.
    Hasta siempre.
    De nuevo muchísimas gracias queridos lectores.

    Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf!!! No sé cómo comenzar Estrella, tengo tantas sensaciones corriendo dentro de mí que me cuesta ser escueto e intentar hacerte entender mi agradecimiento a este cuento. Resulta que después de casi 44 años que voy a cumplir, buscando siempre el placer y evitando/huyendo del dolor, después de llevar 15 años formándome, informándome y tratándome de mi "infelicidad/falta de plenitud" temporal, hoy descubrí que soy hedonista, con sus desventajas.Y para ello me ha hecho falta este confinamiento para parar y darme cuenta, como le pasa a Manuela.Y lo mejor he llegado hasta ti y tu blog, a tu cuento, a mi camino para saber qué hacer y cómo mejorar...GRACIAS ESTRELLA (¿Casualidad q te llames así? Tengo claro que no, bendita causalidad).
      Me encantaría conocerte y converar contigo acerca de esto, has llegado casi 44 años después, como Manuela tras salir del pueblo.
      Ha sido un verdadero placer y fuente de aprendizaje leerte...continuará

      Eliminar
    2. Un comentario precioso Felipe. Muchisimss gracias por leerlo.

      Eliminar
    3. Viva la imaginación y el buen estar. Muchas felicidades Estrella, gracias por tu ayuda.👏👏

      Eliminar
  2. Ojalá la magia de los duendes y la naturaleza, y tu mensaje nos haga mejor a todos Estrella.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

MENSAJE DE UN DUENDE PARA LA HHUMANIDAD

MUNDO UNIDO

Hoy es un día más de este confinamiento mundial, donde todos estamos metidos en nuestras casas, en unos países hará buen tiempo en otros no tan bueno, pero la mayoría de la gente estamos encerrados, sin poder disfrutar de nuestra gente ni de nuestro hermoso planeta. Estamos siendo solidarios, pero cada uno en nuestras casas sin comunicarnos.
 Estaría bien poder comunicarnos entre todas las gentes del mundo y poder unirnos todos sin competencias y ayudándonos entre todos, quizás algún día lo consigamos, yo por mi parte voy a poner este blog a disposición de todos los que se quieran comunicar y aprovechar para formar un mundo mejor
. Sería hermoso conseguir un mundo donde exista sobre todo el amor, la solidaridad,la valentía.ANIMO MUNDO.
 Hemos ido demasiado rápido sin dar valor a las cosas pequeñas y tal vez ahora que tuvimos que parar valoremos más lo que teníamos día a día.
 El mundo esta cambiando y tenemos que vibrar con él o no podremos seguir. Vamos abrir los ojos sin miedo,…

LUGAR DONDE SE DESARROLLO LA HISTORIA DE MANUELA Y EL DUENDE

Queridos lectores de mi blog. Hoy quiero traeros unas imagines del ayuntamiento en donde se desarrollo la historia de Manuela y el Duende. Es un pueblo de España en la comunidad Galicia, cerca de Santiago De Compostela, de hecho le llaman el jardin de Compostela ,aunque en realidad el ayuntamiento se llama Vedra y ahí en ese mismo ayuntamiento en donde nació se crió  y vive ahí todavía Manuela. Gracias queridos amigos, ya les iré informando de más novedades que pasen.Pasear por estos paisajes de Vedra, contemplar, sumergirse y dejarse llevar por todo su esplendor desencadena sensaciones de conexión íntima a nivel emocional, de disolución del Yo, de que formamos parte de algo mas grande que nosotros mismos.

 Este es el río Ulla que  pasa por Vedra, es un lugar de disfrute por sus indiscutibles valores ambientales y paisajísticos. Este es el río del Apostol Santiago porque una buena parte de su trayecto transcurre muy cerca de los antiguos caminos de la peregrinación a Compostela.

Estrel…

finamiento

ESTRELLA.
Como saben Manuela después de publicar su mensaje quedó en volver al bosque, pero con este confinamiento hasta ahora no pudo ir, pero les aseguro que irá y ya les contaré lo que le comenta el Duende.
Esta vez no se olvidará pues está deseando verle y charlar con él para seguir ayudando a la humanidad.
 Si ustedes tienen alguna pregunta o duda ,en mi perfil he puesto el correo electrónico.
Muchísima gracias a todos. 
Tengan mucho cuidado con esta pandemia, cuídense mucho.
Para saber lo que le dice  el Duende a Manuela tienen que seguirme, así en cuanto lo escriba les saltará a ustedes.  De nuevo muchas gracias y hasta siempre.

VALLE DONDE HABITA EL DUENDE

Este Valle se llama Trobe. Donde vive Manuela. Rio Ulla pasando por el valle  de Trobe.   Monte del valle de Trobe. Hola de nuevo amigos, hoy quiero enseñarles el valle donde vive Manuela y el bosque en el que habla con el Duende.  Pertenece al municipio de Vedra que como saben queda muy cerca de Santiago De Compostela, un entorno espectacular y mágico, donde el mundo se ve desde la la paz y el sonido que produce la naturaleza de una sinfonía interminable, sonidos armoniosos y melodiosos de una belleza inenarrable. El contacto con ella nos carga de energía. Nuestra salud depende de la salud del medio ambiente. Protejámoslo. Hasta siempre.
Estrella.

MENSAJE DE UN DUENDE PARA LA HUMANIDAD-SEGUNDA PARTE-

Desde que Manuela ha publicado el mensaje del Duende, de una época feliz en la que todos vivíamos vino una triste y llena de soledad para la gente, sobre todo personas mayores. Son fechas en las que se muere gente por unos enemigos que ni podemos ver y que tampoco tenemos armas para atacarlo, nos cogieron por sorpresa y nos llevan mucha ventaja.
 Personas inocentes sufren  y otras incluso mueren, no se puede salir a la calle por que ahí es donde están nuestros adversarios. Son tiempos en los que no se puede ni visitar familia ni amigos por eso son fechas de soledad, de estar cada uno metido en su casa, mas bien esa es nuestra única defensa por el momento.
También vemos que  existe gente que da la vida por los demás, parecen ángeles de la tierra que están aquí ayudándonos,  no son famosos, es gente normal  pero ahí estaban luchando como valientes  por los demás, arriesgando sus propias vidas  para que saliéramos adelante y ¡ lo están consiguiendo! sin pedir nada a cambio.

Era  época de pri…